11Abr

¿Cómo funciona la realidad virtual?

Se ha hablado mucho de la realidad virtual, con cientos de dispositivos en el mercado pero, ¿Sabes en realidad cómo puedes ver dichos entornos en 3D?

Lo cierto es que cada dispositivo varía un poco para conseguir esa inmersión del usuario, no siendo lo mismo por ejemplo, unas gafas de Oculus Rift o PlayStation VR que las Google Cardbox. La tecnología y prestaciones varían de forma significativa.

Conceptos básicos de realidad virtual

Las gafas vr son sencillamente dispositivos que muestran mediante una conexión con un PC o un terminal móvil, imágenes redimensionadas en 3D.

El vídeo o imágenes que observas son enviados a través de un cable HDMI, o bien simplemente se visualizan a través de la pantalla de tu móvil.

La “magia” se consigue gracias a las lentes de resina, en las cuales la imagen “rebota” modificando el ángulo a través del cual se presentan ante los ojos, engañando al cerebro de modo que se pueden ver en modo tridimensional.

La experiencia que se consigue, aunque lejos de los 360 grados de visión en la mayoría de los casos, ofrecen de 100 a 110 grados, lo que es más que suficiente para meterse de lleno en la experiencia.

Seguimiento de los movimientos

Otro de los aspectos indispensables es la capacidad del dispositivo de adaptarse a los giros que se hacen con la cabeza, cambiando el entorno según se mueve el usuario.

Lo anterior se consigue mediante un sistema de referencia X,Y,Z, que parte desde la cabeza hasta los hombros, registrando las variaciones en el espacio y ofreciendo cambios en las imágenes respecto a la posición de la cabeza.

En equipos más caros como los HTC Vive u Oculus Rift, disponen de sensores de movimiento que permiten afinar todavía más la posición del usuario respecto al entorno de realidad virtual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *