01Feb

¿Para que se usa la Realidad en la medicina?

La realidad virtual se utiliza en el campo de la medicina desde hace relativamente poco, dando muchas posibilidades a médicos y cirujanos para prepararse para los posibles eventualidades de cualquier intervención.

Facilidad a la hora de realizar diagnósticos

Con modelados en 3D, esta tecnología permite a todo tipo de médicos examinar los resultados de un paciente de una forma mucho más interactiva, transformando los datos recibidos en algo visual, mucho más fácil de entender.

Medio de alivio del estrés en pacientes

Sobre todo en los pacientes crónicos que deben permanecer largos periodos en el hospital, la realidad virtual proporciona entornos que les hacen olvidar por un momento sus dolores, transportándolos a paisajes caribeños o, permitiéndoles realizar actividades que de otro modo solo podrían llevar a cabo en sueños.

Como forma de recuperación en pacientes

Aquellos que sufrieron infartos o heridas craneoencefálicas, pueden utilizar la realidad virtual vigilados por el personal sanitario. Permite desarrollar dichos ejercicios de movilidad para comprobar su evolución, mientras que los pacientes de divierten, haciendo la actividad mucho más amena para todos.

Entrenamiento para cirujanos

Tradicionalmente los cirujanos noveles se entrenan con cadáveres, además de asistir a operaciones en vivo con cirujanos más expertos.

La realidad virtual aportaría una experiencia más, poniendo a los cirujanos en una situación lo más aproximada posible a una operación, con incluso escáneres de pacientes que simularían a la perfección todas las partes a operar.

Calmar el dolor por miembros fantasma

Cuando se pierde una extremidad, ocurre un término conocido en medicina como “miembro fantasma”, en el cual el paciente nota la extremidad que ha perdido, resultando en dolores constantes.

Mediante la realidad virtual, el paciente puede aprender a controlar el dolor, y calmar esa sensación que le trae el miembro fantasma, con juegos de realidad virtual destinados a estimular las zonas nerviosas del cerebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *